Inicio » Blog » Hábitos saludables en primavera

Hábitos saludables en primavera

Publicado el 19 abril 2018 en Hábitos saludables

Hábitos-saludables-primavera

Con la llegada de la primavera son muchos los que deciden alimentarse de forma saludable, hacer un replanteamiento de hábitos siempre es positivo para conseguir mejorar nuestra salud y bienestar.

Durante esta época del año es normal que muchos sientan una serie de síntomas comunes de carácter leve, como la sensación de debilidad, de cansancio, de falta de vitalidad y de fuerzas, dificultad de concentración y trastornos de la memoria, trastornos del sueño y alteraciones del apetito, que es lo que se conoce como la astenia primaveral. Generalmente es más pronunciado al inicio de la estación, el cuerpo se está acostumbrando a los días más largos y a los cambios bruscos de temperatura. Otros factores, como el estrés, la sobrecarga laboral o la hiperactividad pueden llevar a síntomas más pronunciados.

Un tratamiento efectivo y eficaz para la astenia primaveral es la prevención.
Los expertos coincidimos que la clave para combatir y prevenir la astenia primaveral es mantener unos hábitos de vida saludables. Así, es aconsejable: llevar un ritmo de vida ordenado, respetar las horas de sueño, mantener unos horarios fijos para acostarse y levantarse, realizar ejercicio físico moderado y llevar una dieta saludable y equilibrada.

La revisión de los hábitos y dieta es fundamental para asegurar que el organismo esté bien nutrido con el fin de estimular el sistema de defensas y combatir los síntomas.

¿Qué ponemos en el plato? Las claves de los platos saludables y sabrosos:

 

¿Quieres crear platos más sanos y completos? ¿Sabías que existe una herramienta muy útil y práctica?

El plato para comer saludable de Harvard es una herramienta que nos guía para conocer la proporción de los distintos grupos de alimentos para conseguir un plato saludable y adecuado.

Plato-comer-saludable-Harvard

Las proporciones para un adulto sano y con una actividad física normal son:

  • Medio plato de vegetales: verduras, hortalizas, ensalada, fruta (aunque la consumimos en general fuera del plato, pero se puede añadir a ensaladas o diferentes platos)
  • Un cuarto de plato de proteínas saludables: potenciando las aves, pescados, huevos, legumbres y frutos secos. Limitando las carnes rojas y evitando las carnes procesadas y embutidos.
  • Un cuarto de plato los hidratos de carbono: como patatas y cereales integrales como pasta, arroz o pan.
  • Utilizar aceite de oliva virgen tanto para cocinar como para aliñar.
  • El agua es la bebida más recomendada para acompañar los platos.

Siguiendo estas proporciones puedes conseguir platos equilibrados, variados y saludables, pero debes tener en cuenta en adaptar las cantidades según las necesidades.

Utiliza alimentos de temporada

 

Alimentarse con productos frescos, de temporada y proximidad es ideal en cualquier época del año, pero en estos meses lo podemos conseguir de una forma muy variada y deliciosa. Las verduras, frutas, pescados y legumbres están en su mejor momento.

 

Verduras y hortalizas de primavera:

  • Coles, coliflores, alcachofas, acelgas, espinacas y puerros, cuando empiecen a subir las temperaturas no estarán en su mejor momento.
  • Lechuga, hinojo, espárragos y rábanos, aparecen cuando empiezan a subir las temperaturas.
  • Habas, guisantes y judía tierna estarán muy gustosos y suaves.
  • Cebollas y zanahorias aunque las consumimos todo el año, estarán en el mejor momento de recolección ideal para tomarlas crudas ya que están muy suaves.

Frutas de primavera:

  • Fresas y fresones aparecen a finales de invierno y estarán presentes toda la primavera.
  • Ciruelas, llegan las primeras.
  • Nísperos, los podremos disfrutar hasta junio.
  • Albaricoques y cerezas los encontraremos hasta el verano.
  • Frambuesas y arándanos, llegan a finales de la primavera.
  • Aguacate, aunque se consiga todo el año es en mayo cuando empieza la temporada de aguacates nacionales.

Ideas de platos saludables para la primavera:

 

  • Revuelto espárragos y ajetes sobre tostada de pan integral.
  • Macarrones integrales con tomate natural, zanahoria, puerro y cebolla tierna con tacos de pechuga de pavo.
  • Ensalada de habitas con aguacate y menta fresca con lenguado plancha.
  • Espinacas a la catalana, salmón plancha con cous cous integral.
  • Coliflor con patatas al vapor gratinado con bechamel y nueces con rape al horno.
  • Conejo en escabeche con cebolla y zanahoria con arroz integral.
  • Ensalada tibia de judía tierna, zanahoria, patatas y atún natural.
  • Alubias blancas con tomate y albahaca. Bacalao con alcachofas.
  • Potaje de garbanzos con acelgas y huevo duro picado.
  • Ensalada verde con hinojo, zanahoria y rábanos. Muslos de pollo al limón con patatas al horno.

 

También la primavera es un momento donde se empieza a pasar más tiempo al aire libre, el sol nos ayuda a producir vitamina D por lo que conviene aprovechar estos primeros rayos para empezar a exponerse, eso sí, con moderación y las precauciones necesarias.

El buen tiempo anima a muchos a empezar dietas de adelgazamiento, pero siempre debes tener en cuenta consultar con un profesional, un Dietista-Nutricionista para que pueda estudiar tus hábitos y hacer una dieta personalizada. Es conveniente evitar dietas rápidas y estrictas que son perjudiciales para la salud.

Recuerda: No empieces una dieta que terminará algún día, comienza un estilo de vida que dure para siempre.

 

Camila Rolón

Dietista-Nutricionista

 

 

Imágenes:

Pixabay

Derechos de autor © 2011 Universidad de Harvard. Para más información sobre El Plato para Comer Saludable, por favor visite la Fuente de Nutrición, Departamento de Nutrición, Escuela de Salud Pública de Harvard, http://www.thenutritionsource.org y Publicaciones de Salud de Harvard, health.harvard.edu

 

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Hábitos saludables en primavera"

Deja tu comentario